“Quiero ser italiano”: mentiras e impostura contra el racismo cotidiano

En pleno mes de agosto llega a los cines españoles la comedia francesa “Quiero ser italiano (L’Italien)”, dirigida por Olivier Baroux.

Dino Fabrizzi (Kad Merad) es un exitoso vendedor italiano de coches residente en Niza. Tiene 42 años y parece estar en un buen momento de su vida. La firma para la que trabaja, Maserati, está a punto de ascenderlo de puesto y su novia Helene (Valérie Benguigui) quiere casarse con él. Dicharachero, simpático, vitalista, Dino es un tipo popular.

Sin embargo, su gran presente descansa sobre una mentira que ha ocultado a todo el mundo, jefe y novia incluidos: su verdadero nombre no es Dino sino Mourad Ben Saoud y no procede de Italia sino de Argelia.

Este inmigrante magrebí decidió en su día que sería mucho más fácil encontrar casa o trabajo si se hacía pasar por italiano y se inventó el personaje que lleva cinco años representando.

Un personaje cuya familia en teoría vive en Roma, cuando en realidad están mucho más cerca, en Marsella. Para sus padres, a la inversa: su hijo Mourad vive en la Ciudad Eterna.

Todo podría continuar igual, pero Dino (o Mourad) le ha prometido a su hospitalizado padre que este año cumplirá, como buen musulmán, con las normas del Ramadán.

Kad Merad encarna al protagonista de “Quiero ser italiano”. Actor cómico de moda en Francia, le hemos visto antes en otras películas como “Los chicos del coro” o “Bienvenidos al norte”.

“Quiero ser italiano” apuesta por la comedia para reflexionar sobre una forma de racismo bien instalada en el fondo de las sociedades europeas. Aquel racismo que asume con cierta normalidad que las cosas serán más difíciles siendo un inmigrante argelino que italiano, siendo musulmán que cristiano.

Y lo hace desde la comedia, lo que nos confirma que cada vez son más los cineastas que apuestan por el humor como medio para contarnos historias sobre migración (“Almanya, bienvenido a Alemania”, “Le Havre”, “Inmigrantes L.A. Dolce Vita”). Algo que nos parece una buena noticia.

Este viernes 17 de agosto llega a la cartelera. En cuanto la veas no dejes de comentar aquí qué te ha parecido.

FICHA TÉCNICA

Dirección: Olivier Baroux

Interpretación: Kad Merad, Valérie Benguigui, Roland Giraud, Philippe Lefebvre, Guillaume Gallienne

Guión: Olivier Baroux

Producción: Eskwad

Nacionalidad: Francia

Año: 2010

Duración: 102 min.

Anuncios

~ por refugiadosenelcine en agosto 13, 2012.

2 comentarios to ““Quiero ser italiano”: mentiras e impostura contra el racismo cotidiano”

  1. Quería felicitarte por el blog. Me pareció una propuesta muy interesante, el cine parece un canal de expresión con mucho potencial para este tipo de tópicos. Como latinoamericano siempre voy a estar a favor de la lucha contra la xenofobia y la discriminación. Saludos !

  2. Muchas gracias, amigo! Y sí, la lucha contra la xenofobia y la discriminación no debe tener fronteras 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: