“Niños en el camino”, el difícil viaje de los menores migrantes no acompañados

En el pasado mes de octubre, en la Semana de Cine de Valladolid (SEMINCI), se estrenaba la película documental “Dibujos de luz”, dirigida por el pucelano Roberto Lozano.

Este proyecto nace para respaldar la campaña por los llamados Objetivos de Desarrollo del Milenio 2015, lanzada por Naciones Unidas en el año 2000 para convertir la erradicación de la pobreza en una prioridad para todas las naciones del mundo.

“Dibujos de luz” cuenta cuatro historias dedicadas a cuatro temas muy diferentes: “Chagas. Una enfermedad olvidada”; “VIH. Una pandemia en África”; “Un pueblo lejos de su hogar”, dedicada al conflicto del Sahara Occidental;  y “Niños en el camino”, en la que nos detendremos en esta ocasión.

“Niños en el camino” nos habla de las enormes dificultades y las experiencias traumáticas que deben enfrentar en su periplo los menores migrantes no acompañados.

Supimos de su existencia gracias a la web Pandoras Invisibles, que realiza la periodista e investigadora en fenómenos migratorios Helena Maleno, y que os invitamos a visitar.

En “Niños en el camino”, nos habla William, natural del estado de Canon, en Nigeria. William tuvo que salir de su país como consecuencia de los enfrentamientos religiosos que se estaban produciendo. Tuvo que escapar corriendo de su casa, que quedó en llamas tras sus pasos, después de que unos hombres llegaran, golpearan a su padre y violaran a sus hermanas.

Cayó después en manos de redes mafiosas que le llevaron por el desierto de Níger y Argelia, expuesto al hambre, al frío y a la violencia sexual, hasta que llegó a Marruecos. Tardó meses en poder hablar y comenzar a trabajar con los técnicos de ACNUR para preparar su solicitud de asilo.

En Marruecos tuvo que sobrevivir en la mendicidad pues no contaba con la protección que necesitaba como refugiado. Finalmente se reconoció que sus derechos no estaban siendo garantizados y fue reasentado en un país tercero.

La historia de Beauty también empieza en Nigeria. En su país natal ya era víctima de una red de trata con fines de explotación laboral. Alguien le ofreció una vía para salir de allí rumbo a Europa y no imaginó que su futuro inmediato podría ser peor. Siguió siendo víctima de las redes de trata de seres humanos. Por negarse a ejercer la prostitución fue quemada viva con agua hirviendo desde el cuello a las rodillas.

Se debatía entre la vida y la muerte cuando llegó al hospital. Mutilada, perdió interés para el patrón de la red, responsable de la brutal agresión, que relajó su vigilancia sobre ella. Pudo entonces solicitar asilo y contar su historia.

Jamal es marroquí, de la ciudad de Tánger. Por tres veces fue devuelto por las autoridades españolas a territorio marroquí tras cruzar la frontera sin la documentación en regla. Su proyecto migratorio, el de tantos menores migrantes no acompañados, acababa o volvía a comenzar, abandonado por la policía en algún lugar del interior de Marruecos.

El cuarto protagonista de esta historia es Smael, que cuenta cómo salió de su país, Guinea, cuando tenía diez años. Vivió mucho tiempo en el campamento del bosque de Ben Younech, próximo a Ceuta, entre las muchas personas que esperaban su oportunidad para cruzar la frontera. Numerosos intentos de saltar la valla y otras tantas deportaciones de la Guardia Civil.

Vivió en primera persona los sucesos de 2005, los disparos de las policías de los dos Estados limítrofes contra las personas que trataban de sortear la frontera entre Marruecos y España. Más tarde recaló en Rabat, y se integró en la comunidad de oriundos de Costa de Marfil y Nigeria. Ha sufrido muchas violencias, pero habla de ellas con valentía.

“Niños en el camino” es un proyecto que ha contado con la colaboración de muchas personas y entidades, como la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Valladolid, las ONG Médicos Sin Fronteras, Save the Children y Cruz Roja, la Fundación Atlético de Madrid, e instituciones como ACNUR y UNICEF, agencias de Naciones Unidas para los refugiados y la infancia, respectivamente.

Asimismo, también participan caras populares de diversos ámbitos para tratar de reforzar con su presencia el mensaje por la erradicación de la pobreza: el baloncestista Pau Gasol, el actor Alberto San Juan, el escritor Javier Reverte y el periodista Luís del Olmo.

FICHA TÉCNICA

  Dirección: Roberto Lozano Bruna.

Guión: Roberto Lozano Bruna.

Producción: Cesna Producciones.

 Nacionalidad: España.

 Año: 2010.

 Duración: 97 min.

Anuncios

~ por refugiadosenelcine en febrero 2, 2011.

2 comentarios to ““Niños en el camino”, el difícil viaje de los menores migrantes no acompañados”

  1. Estimados Amigos de “refugiados en el cine”. Muchas gracias por publicar el artículo sobre “Dibujos de Luz” y en concreto l aparte de “niños en el camino”.

    En el mundo hay cerca de 50 milones de personas de refugiadas y desplazadas. Se estima que aproximadamente el 45% de ellas son niños, niñas y adolescentes que tienen derecho a recibir proteción internacional. La realidad es que los niños, niñas migrantes, refugiados, desplazados, víctimas de trata viven situaciones de indefensión y desamparo de forma habitual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: